ISBN: 978-607-02-81666-2


Colección “José Díaz Ruíz”

CANTOS ESCOLARES DE XEUCALVITZ

Por Alfonso Garibay García


Dentro de los 124 registros sonoros compilados por el sevillano José Díaz Ruíz de su colección particular, destaca el acervo vocal de cantos corales grabados en junio de 1970, los cuales fueron interpretados por niños de la escuela de la aldea Xeucalvitz, ubicada en la municipalidad de Santa María Nebaj, en el departamento de El Quiché, Guatemala.

Gracias a la información proporcionada por el señor José, el encargado de dirigir este coro infantil fue un promotor bilíngüe de la localidad nombrado Jacinto Brito, “El Shirita”, interpretando 22 obras, principalmente a capella o en su caso con un acompañamiento instrumental o simplemente recitadas por uno o dos estudiantes, las cuales fueron ejecutadas en las propias instalaciones de la escuela.

Sin mayor información que el título de estas obras, y que en su mayoría se trata de piezas procedentes de distintos poblados guatemaltecos - señalándose que sólo tres de ellas son propiamente nebajeñas -, este archivo sonoro ejemplifica el fomento gubernamental de la música en el ámbito escolar y del impulso de la literatura infantil y juvenil guatemalteca que empezó a desarrollarse durante el primer cuarto del siglo XX, pues siendo que la música escolar ha venido correspondiendo a los calendarios cívicos instituidos y a la diversidad de efemérides por celebrarse, refiriendo en suma aspectos y/o contextos de la vida escolar, resultará provechoso para los investigadores e interesados contar con un testimonio que en temporalidad puede ser considerado cercano al comienzo de la difusión del género hacia el público infantil basados en la consideración de un equipo de investigación conformado por Frieda Liliana Morales Barco, Henry Gioovanni Sipaque Chavarría y Rolando Gabriel Masaya Gamboa, en su Catálogo enciclopédico en línea de la literatura infantil y juvenil de Guatemala (2012), que estipulan data de 1929, con el poemario infantil Mi niño, por el hogar, por la escuela, escrito por Daniel Armas (1897-1984); y por el hecho que el gobierno de Guatemala implementó poco a poco varias colecciones editoriales en ciertos periodos administrativos de su historia, destacándose los de 1930-1954 y 1960-1970 que consideramos con seguridad antecesoras de nuestra colección musical, pues es muy probable que “El Shirita” se sirviera de algún material de éstos para dirigir a los niños de Xeucalvitz. Con exactitud no sabremos definirlo por carecer de más información al respecto, pero la historia de Guatemala ha consignado a ciertos autores como personajes claves que dedicaron a la canción infantil la importancia de una formación educativa. Tratándose de músicos, no podría considerarse que el repertorio que compusieron (o arreglaron) sea considerado “menor”, pues es un hecho que en las aulas hayan compartido para los estudiantes músicas de muy variada procedencia, emanadas de variopintas tradiciones, manifestaciones, gustos, recomendaciones, etc, etc que cumplieran con el cometido didáctico que se persiguiera.

Siendo que en 1938 se considera el año en que se erigen profesores para la enseñanza musical en Guatemala, los nombres de Lucía Martínez-Sobral de Tejada (1888-1965), Jesús María Alvarado Velásquez (1896–1977), Roberto Valle (1918-2006), Dolores Batres de Zea (1920–1977) y del mismo Daniel Armas conforman la lista de fundadores en la elaboración de cancioneros infantiles que contribuyeron al ejercicio de los docentes. Como lo estipula Ethel Batres en Notas prelımınares sobre la cancıón para nıños y jóvenes en Guatemala y una reflexıón sobre su ımportancıa, la temática de las piezas es el mundo infantil, el de la familia, la naturaleza, la escuela para fomentar valores, civilidad y patriotismo.

El listado de obras de estos maestros no es mínimo pero destacaremos los siguientes:

  1. Antología de la canción infantil guatemalteca (1966) - Dolores Batres de Zea
  2. Canciones escolares guatemaltecas para todos los niños del mundo (1960) – Jesùs María Alvarado
  3. Cantos y Rondas infantiles (1934) - Lucía Martínez-Sobral de Tejada
  4. Canciones de la infancia”(1956) - Roberto Valle

    Por su parte los investigadores manifiestan la conclusión de que la obra de estos profesores estuvo impregnada de un fuerte nacionalismo requiriendo que la expresión musical se ciñera a la importancia del coro y a la difusión del repertorio de tradición oral y exploración de ritmos folklóricos.

La escucha y apreciación de este histórico catálogo permitirá al oyente comprender este aspecto cultural que se ha querido indicar sabiéndonos limitados por conocer desde los autores de la mayoría de las composiciones, la fuente de su procedencia hasta el nombre de aquellos chiquillos que en 1970 cantaron bajo la dirección de “El Shirita” para ser grabados por José Díaz en su pequeña grabadora de cinta de carrete marca PHILIPS, de baterías que poco antes en 1969 pudo disponer.

El listado de las piezas se ha organizado alfabéticamente y se consigna la fecha y el lugar de su grabación y otros aspectos técnicos formales para que el escucha posea información básica y preste atención a sus elementos musicales y a su letra.


 

UNIVERSO SONORO MAYA. UN ESTUDIO DIACRÓNICO DE LA ACÚSTICA, EL USO, FUNCIÓN Y SIGNIFICADO
DE SUS INSTRUMENTOS MUSICALES. CONACYT 157146 y PAPIIT IA400217

 

MAPA DEL SITIO

Hecho en México, Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), todos los derechos reservados 2018. Esta página puede ser reproducida con fines no lucrativos, siempre y cuando no se mutile, se cite la fuente completa y su dirección electrónica. De otra forma, requiere permiso previo por escrito de la institución. Créditos. Última modificación: 12-mar-2019.


Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.