ISBN: 978-607-02-81666-2


Colección “José Díaz Ruíz”

IN MEMORIAM ADOLFO VÁZQUEZ ALONSO (1937- 2017)

Por Alfonso Garibay García


El proyecto Universos Sonoros Mayas. Un estudio diacrónico de la acústica, el uso, función y significado de sus instrumentos musicales hace un reconocimiento a la memoria de Adolfo Vázquez Alonso, un antiguo misionero de las comunidades guatemaltecas de San Pedro de Jocopilas y de Santa María Nebaj en el Departamento de El Quiché entre los años de 1967 y 1969 quien entre sus labores brindó desinteresadamente apoyo al presente acervo de compilación musical de José Díaz Ruíz al donarle las presentes grabaciones durante su permanencia en el país centroamericano.

Hacia el año de 1968 instauró una nueva casa parroquial para la comunidad con el apoyo de fondos recabados de la Embajada de Suiza, pero fue su colaboración y comprensión hacia las cofradías tradicionales de la localidad que le merecieron el recuerdo de su memoria, pues destaca el hecho de que al proveerse de su confianza pudo rescatar un libro de Alabados celosamente conservados por los cofrades en un estado prácticamente ruinoso para lo cual Vázquez Alonso realizó una copia mecanográfica de quince de los textos que derivó en investigaciones particulares para su publicación en el volumen 104 de la revista del Centro de Ciencias Eclesiásticas de las Provincias Capuchinas Ibéricas – fundada en 1907 - Estudios Franciscanos, “Los Alabados de Santa María de Nebaj” del 2003, en Barcelona, España.

A futuro se designó su traslado a los Estados Unidos para apoyar en la recaudación de fondos para la Misión de El Quiché y al igual que José Díaz Ruíz, al retornar a España en 1970, renunció a la Congregación de Misioneros del Sagrado Corazón (MSC) pero esto no le restó interés por las tradiciones de las comunidades indígenas del cual hizo registros.

El homenaje que a su gratitud deseamos brindar, señalar y recordar por la importancia de su desinteresado apoyo que tuvo para con el archivo musical de Díaz Ruíz, y que actualmente difundimos en este espacio electrónico, consiste en presentar esta colaboración afectiva y amistosa que se generó hacia el año de 2004 a partir de que ambos en su país natal tuvieron un reencuentro personal después de casi cuarenta años, en Valladolid; Adolfo Vázquez Alonso al enterarse de la colección personal que aquél conformó y venía divulgando durante este tiempo contribuyó generosamente con la donación personal de algunos de sus registros personales que también hubo archivado en un cassette datados hacia 1969 los cuales están conformados por obras vocales e instrumentales, al igual que aquél conformó una colección integrada de muestras textiles de los ixiles que ahora resultan de mucho interés sin soslayar apuntes, notas y hasta fotografías sobre las costumbres de las comunidades de actual importancia etnográfica.


Música instrumental

A continuación, presentamos el acervo instrumental de su compilación realizada a los nabajeños ixiles:



En primera instancia se trata del “Son” para flauta de caña y tamborón

Un segundo “Son” para chirimía y tambor mediano pudo haber sido cedido a la colección ya que conforme a lo testimoniado por Adolfo Vázquez al señor José, le mencionó que hubo registrado un son para dicha instrumentación acompañado por un diálogo con los tocadores que respondían a sus preguntas referentes al origen de ciertos sones, en “donde se esboza el principio de que cada uno tiene su son" el cual se considera perdido.

Esta labor de entrevista puede apreciarse en los registros del “Son del Costeño” que realizó en 1970 interpretados por una chirimía y un tambor mediano para lo cual tuvo la colaboración de Roberto Estrada, quien trabajaba por aquel entonces en Nebaj, en “una promoción de siembras”; su registro se realizó en tres sesiones, las dos primeras grabando por separado el tambor y la chirimía” y ya durante la tercera, “juntos”

La existencia de más de un audio en el catálogo de las dos primeras sesiones de grabación se debe a que “el original estaba con mucho ruido del motor del casete” y tal como lo especificamos en las observaciones de cada uno de ellos, varían en extensión porque se volvieron a grabar; nosotros los presentamos todos para que puedan ser apreciados.

Su procedencia se designa del poblado de Cunén, en sus notas el señor José menciona que bajo dicho título “del Costeño”, “indica su servicio [profano] en las fincas de la costa para recordar [el] éxodo obligado por la carencia de medios, que en muchos casos causa enfermedades y muertes por infección o inanición [en las comunidades]”.


Música vocal

Por su parte, la compilación vocal de nuestro acervo está constituido por tres “cantilaciones”; un Responso en latín, otro tituladoAlabado del Señor San José y uno más archivado simplemente como Responso, los cuales fueron interpretados individualmente y a dúo por el fiscal de las cofradías y otro cantor de nombres desconocidos.



José Díaz opina que las expresiones vocales de este carácter, las interpretadas por un solo cantor resultaban ser antiguas y de estilo preferentemente personal, íntimo o ritual, en tanto que las ejecutadas por más de una persona, manifestaban una sensibilidad e índole más colectivo. Durante su estancia en Guatemala atestiguó que éstas últimas eran del empleo común de aquellos componentes de la llamada Acción Católica establecidos por varios territorios indígenas de Guatemala, una organización establecida desde 1947 según información del propio Díaz por el obispo Monseñor Rafael González Estrada (1903-1994) aunque otras referencias mencionan que lo fue desde 1936 al ser párroco de Zacapa, o 1957, cuando organizó en la parroquia de Santa María La Lagunilla en San Pedro Ayampuc el primer Centro Nacional de la Acción Católica Rural
(http://rafaelgonzalezestrada.blogspot.mx).

Conforme a un breve ensayo titulado “Cantos de los “Acción” que redactó para exponer la influencia de la Acción Católica en las comunidades indígenas guatemaltecas, José Díaz considera que ésta “apuntó hacia una toma de conciencia de la situación socioeconómica tan oprimente padecida endémicamente por los indígenas [en el territorio]” y pese a que sus actividades se desarrollaban para dar solución a las necesidades de las comunidades, la catequesis cristiana que desempeñaban principalmente en sitios rurales trajo como consecuencia que la música tradicional indígena dejara de ser despreciada e inclusive hasta ignorada, pues algunos la mantenían oculta por motivos del creciente influjo del mestizaje en los gustos de la población y en especial por las diferencias generadas entre los credos religiosos de sus pobladores que desembocaron en algunos enfrentamientos que llegaron a acentuarse conforme los años, especialmente durante la Guerra Civil a partir de la década de los años sesenta del siglo XX.

La escucha de estos registros sonoros brinda ejemplo de la influencia y asimilación y hasta aceptación en las comunidades de los cancioneros de la “Acción Católica” generados al principio en España y posteriormente trasladados a estas tierras para las diversas celebraciones cristianas, y aunque no existe un registro proveniente de la zona ixil debido al escaso número de indígenas que formaban el grupo y al poco número de cantos que se comenzaban a enseñar, cabe señalar que estos en particular no pertenecen a un cancionero propiamente de los que llegaron a difundirse como si es el caso de algunos de los cantos escolares de Xeucalvitz, pese a ello, es posible deducir que estas aportaciones sonoras brindadas por Adolfo Vázquez expresen el conocimiento que en la población se tenía de ellos y su influencia haya permeado en el sello típico de la “cantilación” tradicional que manifiestan, pues José Díaz señala que eran “con voz arrastrada” y que para los casos en que se cantarán a dúo la segunda voz acompañaba a la primera voz en una tercera o incluso hasta en una quinta (esto en Nebaj), técnica generada por los de la Acción que asociaron las formas tradicionales en la forma musical europea teniendo buena acogida entre los grupos que se confrontaban en sus costumbres.


Alabado del Señor José y Responso

Aunque ambas piezas han sido diferenciadas como obras independientes uno de los archivos sonoros donados los posee registrados conjuntamente, en el cassette de la posesión en ese entonces de Adolfo Vázquez con el título Alabado y Responso. La distinción de ambos archivos parte desde el mismo origen del acervo que ya los tenía concebidos como piezas divididas seleccionándose los de una mejor calidad sonora. A la par de esta situación yace un archivo bajo el registro de Trisagio+Invocaciones que también resulta ser parte de ese archivo original, dicha pieza es la división de la primera parte del Responso, o mejor dicho, parte intermedia entre el Alabado y el Responso.

Cabe señalar que el alabado se ciñe a la tradición de la adoración de Dios rindiéndosele honor a sus potestades mientras que el responso es dentro de la liturgia cristiana la oración o rezo por un difunto. El trisagio es un himno de santificación de Dios, es el Sanctus o Santo de la aclamación litúrgica.

Como se indicó anteriormente, los responsos son rezos que se dicen por los difuntos. Este en particular es interpretado por una sola voz masculina y fue grabado en un espacio abierto permitiéndonos escuchar el contexto en que fue registrado. La pieza ejemplifica cercanamente lo descrito por José Díaz, de ser “cantilaciones” “con voz arrastrada” y “en un latín deteriorado”



“Descanse en paz como silencioso y esforzado trabajador entre los ixiles” – Palabras de José Díaz Ruíz (2017)

 

UNIVERSO SONORO MAYA. UN ESTUDIO DIACRÓNICO DE LA ACÚSTICA, EL USO, FUNCIÓN Y SIGNIFICADO
DE SUS INSTRUMENTOS MUSICALES. CONACYT 157146 y PAPIIT IA400217

 

MAPA DEL SITIO

Hecho en México, Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), todos los derechos reservados 2018. Esta página puede ser reproducida con fines no lucrativos, siempre y cuando no se mutile, se cite la fuente completa y su dirección electrónica. De otra forma, requiere permiso previo por escrito de la institución. Créditos. Última modificación: 13-mar-2019.


Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.